Vitrogres

vitrogres

El uso del mosaico comenzó hace más de 2000 años con el propósito de crear ambientes e imágenes que perduren en el tiempo. Inalterable e indestructible, partiendo del vidrio después de un complejo proceso de fabricación, se logra un material de alta calidad, que desafía con éxito al tiempo y a la erosión. El revestimiento vítreo no pierde ni brillo ni color, manteniendo siempre una buena apariencia, mientras otros revestimientos tienden a adquirir un aspecto apagado y mate. Es resistente a los productos químicos, tanto ácidos como alcalinos, lo que facilita la limpieza. Asegura un buen aislamiento térmico, proporcionando mayor confort al ambiente. El coeficiente de dilatación térmica del revestimiento vitreo es mínimo, asegurando la uniformidad en las juntas. Es de fácil aplicación, lo que proporciona un mejor acabado de obra.
El mosaico no es un revestimiento en sí mismo. Es un producto que viste, y no que reviste. Cada baño, cada cocina, cada piscina y cada espacio tiene su propia identidad, sea este de un color uniforme o combinando colores, ya que permite crear mezclas, diseños, efectos, degradados, un abanico casi infinito de posibilidades.
Esta es la gran diferencia de Vitrogres. No se comercializa como un revestimiento, este nunca fue su objetivo y nunca lo será. Es el motivo por el que perdura desde hace miles de años. Nació para el arte, y fue el tiempo y la visión del hombre quien lo introdujo en múltiples aplicaciones, como un producto creativo pensado para vestir los ambientes con calidez, diseño y buen gusto...
Vitrogres, la empresa de mosaico de Vitoria-Gasteiz, y marca lider del mosaico durante decadas, es la heredera de la tradicional calidad del mosaico fabricado en el norte de España.
Cuna del mosaico en nuestro pais, Vitrogres mantiene esta apuesta por la calidad original, y por la busqueda de nuevas posibilidades y usos decorativos que siempre le ha caracterizado.