Sierragres

sierragres

SIERRAGRES surge como resultado de una larga tradición familiar que a lo largo de  más de cinco generaciones ha trabajado la arcilla.

Antes de 1950 se comenzaron a industrializar los procesos productivos incorporando las primeras líneas de extrusión, lo que permitió aumentar la capacidad productiva de las empresas y llegar a mercados más amplios. A partir de este momento se van realizando nuevas fábricas con las más avanzadas tecnologías pero siempre dentro del sector de la cerámica estructural (ladrillos, bovedillas cerámicas, bloques termoarcilla, rasillones de gran formato, etc...).

En 1990 se empezaron a realizar las primeras investigaciones sobre las arcillas de la zona norte de la provincia de Córdoba, investigaciones que culminaron en el proyecto de una fábrica de gres para poder aprovechar este recurso natural. El proyecto concluyó a mediados de 1997 con la constitución de la sociedad anónima SIERRAGRES , para la fabricación de pavimentos y revestimientos de gres extrusionado.

En dicho proyecto se han tenido en cuenta los últimos avances tecnológicos y la adquisición de los equipos más modernos para la fabricación de estos productos, con un objetivo claro: conseguir la mayor calidad del mercado.

SIERRAGRES fabrica mediante el proceso de extrusión vertical, también denominado Spaltplatten, que permite utilizar espesores superiores a 15 mm con unos tiempos de más de 24 horas. Estos procesos productivos permiten a SIERRAGRES obtener un Klinker de alta calidad.

SIERRAGRES aplica el sistema de calidad integral ISO 9001:2000 con el objetivo de garantizar la excelencia en todos sus procesos y la satisfacción de sus Clientes.

SIERRAGRES, como fruto de su compromiso medioambiental obtuvo la certificación ISO 14001: 2004 que garantiza el control de todos los impactos derivados de su actividad, siendo además la primera Compañía del sector en obtener la Autorización Ambiental Integrada.